LEYENDAS

Analia

Según el proyecto y especificaciones del escocés ALFRED MYLNE (1.872 – 1.951), el ANALÍA fue construido en la década de 1.920 por los prestigiosos astilleros británicos de la BERTHON BOAT COMPANY, uno de los más antiguos todavía en actividad y que, desde su fundación, hace mas de 200 años, sigue siendo propiedad de la misma familia, los May, grandes apasionados de la náutica.

Botado en Inglaterra (Lymington) en 1.925 con el nombre original de MAIRIE, por su diseño y por los altos estándares de calidad empleados, tanto en la selección de los materiales como en los procesos de construcción, se hizo merecedor de la calificación Cruz de Malta del LLOYD´S REGISTER, uno de los más altos otorgados por esta entidad certificadora.

Con el nombre de VANESSA, en 1.930 es adquirido por su primer armador español: D. Miguel Sans Mora, personaje inolvidable, impulsor y figura fundamental de la náutica deportiva española y aún europea, quien por más de veinte años desempeñó, con entusiasmo y acierto, los cargos de Comodoro del Real Club Náutico de Barcelona y Presidente del Comité Internacional del Mediterráneo.

En ese año, el Sr. Sans lo traslada a España y, siguiendo la tradición familiar, lo rebautiza como CONCHA II (nombre de su madre), participando con él, con excelentes resultados, en numerosas regatas, entre las que cabe destacar la primera organizada en Barcelona tras la Guerra Civil, con el recorrido Barcelona-Palma.

Recuerdo de aquella etapa y de la importancia del ANALÍA en el Club, son las distintas maquetas y pinturas que, todavía hoy, 80 años después, decoran varias de las dependencias del mismo, entre las que cabe destacar un magnífico cuadro de José María Prim, en la que aparece representado con su aparejo original y el velamen perfectamente orientado, como corresponde a un pintor que tanto sabía de vela.

El Sr. Sans lo vende en 1.947 (sustituyéndolo por otra nave igualmente emblemática, el ALTAIR), a D. Ramón Beamonte del Río, quien lo traslada a Baleares y lo somete a una profunda restauración, que incluyó la sustitución del original aparejo de cangreja por el Marconi actual. En la década de los 50, tiene diversos armadores y sufre varios cambios de nombre (LHASA, ADASTRA, POLYNOME,…) hasta que, a principios de los 60, es adquirido por el Conde de Estradas, que cambia su nombre por el de ANALÍA, con el que navega hoy en día (dice la leyenda que en honor a la actriz hispano-argentina Analía Gadé, muy en boga en aquel entonces, y amiga íntima de la familia Estradas).

En la década de 1.970 vuelve a Cataluña de la mano de D. Mariano Martí-Ventosa, quien lo basa en Aiguadolçe hasta que, a mediados de los 90, es adquirido por un armador francés, Sr. Boissier, quien con él cruza el Atlántico en 1.998, trasladándolo posteriormente a Cannes, donde fija su base, siendo a partir de ese momento, otra vez, un habitual de las regatas de clásicos del Mediterráneo.

En 2.010 es adquirido a este por su actual armador, quien nuevamente lo basa en el Real Club Náutico de Barcelona, al tiempo que acomete una nueva y cuidadosa restauración, desarrollada en varias fases, y con la dirección técnica del prestigioso despacho naval BARRACUDA YACHT DESIGN, durante la que se construye una cubierta de teca idéntica a la original, quedando aquella como base, buscando por lo demás la conservación de todos sus elementos y, en la medida de lo posible, aun manteniendo el aparejo Marconi, la recuperación de su aspecto y características originales.

Tanto la estructura como el casco y la cubierta del ANALÍA están construidos íntegramente en teca, mientras que su mobiliario y elementos de marquetería interiores son de caoba y teca, con payoles de iroco.

Llaman especialmente la atención su salón, totalmente original, de sabor marcadamente inglés, lo mismo que múltiples detalles funcionales y decorativos, también originales, tales como poleas, griferías o lavabos. Igualmente destacable su caseta de derrota, con forma de concha y ejecución magistral en madera moldeada, una innovación de la época, que le confiere un particular e inconfundible signo de identidad.

En la actualidad, el ANALÍA está integrado en la flotilla de embarcaciones que conforman la PATRULLA AUXILIAR MARÍTIMA de la REAL LIGA NAVAL ESPAÑOLA.

COMPARTIR