NOTICIAS

Avel, Peter, Yanira y Moonbeam III se imponen en la segunda jornada de la VI Puig Vela Clàssica Barcelona

12 julio, 2013

Emocionante día de regatas en la segunda jornada de la Puig Vela Clàssica Barcelona, que ya suma dos resultados en las clasificaciones generales. Unos casilleros parciales que han sabido repetir el Peter (Época Marconi) y el Avel (Época Cangreja) para afianzarse como lideres de ambas categorías, toda vez que sus perseguidores han alternado sus posiciones de ayer y han podido abrir un hueco en la clasificación general. Por contra, los Clásicos y Big Boat se han comprimido más. Los triunfos del Yanira y del Moonbeam III han tenido la recompensa extra de liderar también las clasificaciones generales. Mañana será un día donde habrá mucho en juego, pues alzar el trofeo de la Puig Vela Clàssica Barcelona es el momento más codiciado de las pruebas que se disputan en el Mediterráneo.

De nuevo poco viento en el segundo día, que incluso propició un corto aplazamiento de 30 minutos para comenzar el procedimiento de salida. Ya con 6-7 nudos de intensidad y entablado a un rumbo 185-190º, el Comité de Regatas arrancó la competición con las cuatro categorías participantes saliendo escalonadamente. Los recorridos iniciales fueron dos: seis tramos y 16,5 millas para los Big Boat y cinco tramos con 12,6 millas para Clásicos y las divisiones Marconi y Cangreja de Época.

El primer tramo, común a toda la flota, era un descuartelar amurados a babor que aconsejaba una línea de salida que impidiera cortarla a estribor, lo que exigía la máxima atención a los participantes para salir ya amurados a babor, pues esta vez apenas había oportunidades en el primer tramo para poder recuperarse de un mal inicio.

La flota de Época no completó el recorrido inicialmente previsto, decidiendo el Comité acotarles su regata al final del cuarto tramo tras navegar 8,4 millas. Los aparejos Cangreja vieron como esta vez el Gipsy partía primero sin problemas, mientras un poco a barlovento y retrasados lo hacían los Marigan, Avel y Marigold en un apretadísimo duelo. Una pelea que se mantuvo en todo el primer tramo, navegando orzados tratando de ganar o evitar desventes, hasta que en la misma baliza el Avel hizo valer el derecho de paso por el lado interior para superar al Marigan. A partir de ahí puso la sexta marcha y sin prisa, pero sin pausa supo exprimir todo el potencial de su barco hasta vencer con comodidad. El Marigan también pudo navegar tras el líder sin contratiempos, controlando al Marigold que completó el podio del día. Los aparejos Marconi volvieron a tener en el Peter un sólido líder, mientras el duelo de la categoría se lidiaba a su estela. Esta vez el Manitou pudo ganarle la mano al Mercury por menos de un minuto tras la compensación de tiempos, al igual que el Amorita hoy le pudo al Argyll.

La flota de Clásicos, ha tenido en el Yanira un claro dominador. Mientras el Karmatan II debía repetir la salida tras haberse adelantado al pistoletazo, el Yanira realizaba un perfecto arranque y mantenía controlado al Emeraude, que Yanira le adelantaba al final del primer tramo, para a continuación cometer un error, cuando izó el espí al inicio del segundo tramo (esta vez amurados a estribor) y perdió un valioso barlovento que permitía escaparse. Aunque en la misma línea de llegada el Emeraude cruzara la meta primero por un escueto segundo de margen, la compensación de tiempos era claramente favorable al Yanira, e incluso al Glen Mael, que supo defender muy bien su rating inferior. El Alba cometió dos errores que lastraron su tiempo; salió retrasado y desventado, aunque fue capaz de arreglarlo tras la monta de la primera baliza, pero precisamente en el paso de la siguiente boya la corriente le complicó la vida y se entretuvo mas de un minuto para superar la marca correctamente. Ambos percances le relegaron al cuarto puesto en la regata de hoy.

Pese a las imponentes dimensiones de los Big Boat, los protagonistas principales de la categoría supieron repartirse por la línea de salida. Mientras el Mariette of 1925 y el Mariquita partían por barlovento, el Moonbeam IV y su hermano menor Moonbeam III lo hacían un poco más a sotavento. La partida que han jugado durante las casi cuatro horas de regata ha sido intensa y muy táctica, teniendo muy en cuenta los cronómetros para saber evaluar como iban clasificados en clave de tiempo compensado. El Moonbeam III ha sido a quien mejor le salieron las cuentas, mientras el Mariquita era segundo con tan solo 35 segundos de ventaja respecto al Mariette of 1915, el Moonbeam IV era cuarto tras no congeniar con el campo de regatas barcelonés.

Resultados y clasificaciones general y segunda prueba

COMPARTIR